¿Por qué utilizar abonos orgánicos? ¡Mira sus sorprendentes ventajas!

¿Sabías que el uso de abono orgánico mejora enormemente tu capacidad de producción y calidad de tus cultivos?

Por mucho tiempo, el uso de fertilizantes artificiales se ha utilizado como un método para acelerar el proceso de cultivo, ya que prepara la tierra más rápido debido a sus componentes químicos.

El problema es que los fertilizantes artificiales contaminan el agua del subsuelo, aumentan la toxicidad y dañan los microorganismos que brindan los nutrientes necesarios para conseguir una buena cosecha, lo que termina perjudicando la calidad de tus productos, el suelo en el que cultivas y tu bolsillo.

Si deseas que tu finca obtenga un mejor rendimiento y así ofrecer productos de excelente calidad, usar abonos orgánicos es tu mejor opción.

El uso de abonos orgánicos contribuye a la cosecha de alimentos más sanos. Al ser rico en micronutrientes, mejora las propiedades del suelo, la capacidad de absorción de humedad del agua y atenúa los impactos ambientales de situaciones climáticas como lluvias intensas, sequías y la erosión.

Además es bueno para tu economía, ya que no necesitarás invertir una gran cantidad para hacer un buen abono orgánico.

¿Cómo creo mi propio abono orgánico?

Existen muchos tipos de abonos y se pueden obtener a partir de residuos post-cosecha, composta de origen animal, vegetal o mixto. Aquí te enseñamos cómo hacer tu propio abono orgánico en 9 pasos muy sencillos: 

Pasos para elaborar 5 toneladas de Bocashi (materia orgánica fermentada)

  1. Inicia con 1 tonelada de tierra de hojarasca.
  2. Añade 1 tonelada de gallinaza y humedece con una solución de melaza.
  3. Coloca una capa de 500 kg de estiércol o pulpa de café.
  4. Coloca una capa de 200 kg de cascarilla de arroz y humedécela con la solución de melaza.
  5. Añade 100 kg de afrecho o semolina (harina gruesa).
  6. Agrega 500 kg de carbón vegetal triturado.
  7. Agrega una capa de 200 kg de cal.
  8. Sobre las capas anteriores, repite exactamente los pasos uno a siete con las mismas cantidades.
  9. Mezcla los ingredientes y humedece “a prueba de puño”. El proceso dura entre 12 y 21 días y el abono puede usarse inmediatamente después de su preparación.

Puedes ordenar las capas de la siguiente manera

Es importante que tengas en cuenta

La aplicación de abono orgánico en la agricultura sin un tratamiento previo puede generar riesgos a la salud.  Por esto, en el proceso de compostaje se desarrollan temperaturas altas (60-65°C) que permiten eliminar la mayoría de los patógenos presentes. Al mantener dichas temperaturas por un periodo largo de tiempo (mínimo una semana) se garantiza que el abono sea limpio. 

Como puedes ver, los fertilizantes orgánicos preparan tu tierra para una larga vida. Crean las condiciones necesarias para que tu suelo sane, le devuelven los nutrientes que necesita y contribuyes a crear un planeta más limpio y sano.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *

logocrzblanco

Servicio al Cliente

Sus datos están protegidos, escríbanos